Seleccionar página

Cannabis

La santa María

cannabis o marihuana¿Qué es el cannabis?

El cannabis o cáñamo, conocido más popularmente como marihuana, o simplemente maría, es una planta nativa de Asia central cuyo uso se ha extendido por todo el mundo a lo largo de los siglos, siendo el enteógeno más consumido en la actualidad. Aunque este consumo suele ser de tipo lúdico o recreativo se está popularizando cada vez más su uso ritual y terapéutico.

En el antiguo texto del Arthavaveda, el cáñamo es descrito como una poderosa planta que «nos libera de la ansiedad». Durante siglos, este regalo divino fue utilizado en India como medicamento para erradicar una gran variedad de dolencias y enfermedades: como analgésico, para combatir el insomnio, contra las enfermedades venéreas, la tosferina o la tuberculosis. Diversos preparados enteógenos, que incluían también cannabis y datura, eran consagrados a los dioses en la antigüedad, concretamente a las divinidades de Shiva e Indra. Shiva era nombrado por ello con frecuencia como «Señor del bhang». El cáñamo se sigue utilizando actualmente en India como embriagante sagrado, especialmente por los sadhus u «hombres santos» que se dedican exclusivamente a la vida espiritual meditando, haciendo yoga y llevando una vida ascética.

Química del cannabis

Dado que el cannabis es una planta dioica, el compuesto psicoactivo se encuentra concentrado principalmente en las hojas de las plantas hembras: se trata del delta-tetrahidrocannabinol más conocido como THC. El THC tiene su homólogo químico en el cerebro humano, la anandamida o araquidoniletanolamida. Otro de los principio activo relevante es el cannabidiol (CBD) que es uno de los fitocannabinoides más conocidos y estudiados. Las investigaciones indican que el CBD tiene un efecto sedante y tranquilizante, lo que puede explicar en parte por qué las variedades con alto contenido en CBD son conocidas por su efecto “físico” en lugar de por su efecto “cerebral”. El contenido en cannabinoides de las diferentes plantas varía enormemente.
Existen tres especies de cannabis, la cannabis sativa, la cannabis indica y la cannabis ruderalis, de ellas las que mayor cantidad de THC contienen son la cannabis sativa y la cannabis indica.

Efectos del cannabis

Los efectos psicoactivos del cannabis varían mucho, dependiendo de la dosis, la forma de consumirse, el tipo de planta usada y, por supuesto, de la propia sensibilidad de la persona que la consume, así como del contexto sociocultural. La característica más habitual del cannabis es que produce un estado de irrealidad, una especie de ebriedad que dota al experimentador de una expansión emocional y cognitiva muy agradable. El individuo que la consume siente la disolución de sus barreras, se siente más libre y ve la vida de una manera mucho más agradable. Con grandes dosis se puede experimentar grandes distorsiones espacio-temporales y tener fantásticas visiones caleidoscópicas, pudiendo llegar a vivenciar incluso profundas experiencias transpersonales o de carácter místico. Esta gran capacidad para alterar la conciencia puede resultarles muy incómoda a algunas personas que pueden entrar en pánico o estados paranóicos.

Respecto a su toxicidad química, hay que tener en cuenta que toda sustancia que se quema para ser fumada produce alquitranes y productos de pirosíntesis que son nocivos para la salud. Además, al inhalar el humo se está eludiendo la protección natural de la barrera digestiva como son las mucosas, o la propia piel si se tienen en cuenta en otras formas de consumo o preparación.

El cannabis como medicamento

El CBD ha sido descrito ocasionalmente como de una importancia médica aún mayor que el THC. Su baja psicoactividad es una gran ventaja, ya que puede ser utilizado con seguridad y sin miedo a que los sujetos se intoxiquen y no puedan funcionar. Más allá de esto, tiene numerosas propiedades beneficiosas conocidas y, sin duda, muchas que aún no se han descubierto.

El CBD tiene un efecto analgésico, antidepresivo y ansiolítico (contra la ansiedad) y también se están explorando sus propiedades neuroprotectoras. La neuroprotección, o aplicación de neuroprotectores en las estructuras del cerebro y del sistema nervioso central para protegerlos contra posibles daños (incluyendo daños mayores, en el caso de enfermedades degenerativas como el Parkinson), es un área de la medicina de enorme y creciente importancia.

El CBD no está incluido en ninguna categoría de la lista de sustancias en los EE.UU. y por lo tanto su venta en las tiendas está legalmente permitida. Dixie Botanicals es una empresa especializada en ungüentos y suplementos de cáñamo que contienen CBD producido de manera natural, y sus productos y muchos otros similares están a la venta en diferentes estados de EE.UU. En Canadá, sin embargo, el CBD es una droga incluida en la categoría II de la lista y técnicamente sólo está disponible de manera legal con receta médica, aunque no hay ninguna restricción legal vigente que limite el porcentaje permitido de CBD, no como en el caso del THC.

error: Content is protected !!